Estatutos de la Fundación

ramaCAPITULO I: INSTITUCIÓN DE LA FUNDACIÓN

Artículo 1. – Denominación
.
La Fundación, que se denomina “FUNDACIÓN MARÍA DERAISMES” .

Artículo 2.- Naturaleza
Es una organización sin ánimo de lucro, que tiene afectado de modo duradero su patrimonio a la realización de los fines de interés general que se detallan en el artículo 5 de estos Estatutos

Artículo 3.- Nacionalidad
Esta Fundación es de nacionalidad española.

Artículo 4.- Domicilio
Está situada en Madrid
El Patronato podrá promover el cambio de domicilio, mediante la oportuna modificación estatutaria, con inmediata comunicación al Protectorado, en la forma prevista en la legislación vigente.

 

Artículo 5.- Ámbito territorial de actuación.
Su ámbito de actuación se extiende a todo el territorio nacional.

Artículo 6. – Duración.
La Fundación que se instituye tendrá una duración ilimitada. No obstante, si, en algún momento, los fines propios de la Fundación pudieran estimarse cumplidos o de imposible cumplimiento, el Patronato podrá acordar la extinción de aquella conforme a lo dispuesto en la Legislación vigente y en el artículo 23 de estos Estatutos.

Artículo 7. – Personalidad jurídica y comienzo de actuaciones.
La Fundación comenzará su actuación tras la oportuna inscripción registral que confiere a aquella personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar, pudiendo realizar, en consecuencia, todos aquellos actos que sean necesarios para el cumplimiento de la finalidad para la que ha sido creada, con sujeción a lo establecido en el ordenamiento jurídico.

Artículo 8. – Régimen
La Fundación se regirá por la Ley 50/2002, de 26 de diciembre y las demás disposiciones legales vigentes, por la voluntad del Fundador manifestada en estos Estatutos y por la normas y disposiciones que, en interpretación y desarrollo de los mismos, establezca el Patronato.

CAPITULO II: FINES DE LA FUNDACIÓN

Artículo 9. – Fines
Los fines de la Fundación, de naturaleza cívica, son, la promoción del humanismo y el espíritu laico y el perfeccionamiento del ser humano, a nivel moral, y por lo tanto de la sociedad humana, es decir, contribuir a que todas las personas alcancen su pleno desarrollo, a nivel físico, intelectual y moral, destinando los fondos y medios de la Fundación para promover estos fines, mediante todo tipo de actividades permitidas por la legislación vigente, y en especial, a través de la filosofía y métodos de la Masonería mixta internacional.

Artículo 10. – Actividades
Para la consecución de los fines mencionados en el artículo anterior, la Fundación realizará las siguientes actividades:

  • Gestión de centros propios
  • Editar publicaciones, realizar producciones audiovisuales, organizar eventos electrónicos y otros actos públicos.
  • Participar en el desarrollo de las actividades de otras entidades que realicen actividades coincidentes o complementarias con las de la propia Fundación.

Artículo 11. – Destino de las rentas e ingresos
A la realización de los fines fundacionales deberá ser destinado, al menos, el setenta por ciento de las rentas o cualesquiera otros ingresos netos que, previa deducción de impuestos, obtenga la Fundación, debiéndose destinar el resto, deducidos los gastos de administración, a incrementar la dotación fundacional.
La Fundación podrá hacer efectiva la proporción de rentas e ingresos a que se refiere el apartado anterior en el plazo del ejercicio en el que se han obtenido los ingresos y los cuatro años siguientes al cierre del mismo.

CAPITULO III: GOBIERNO DE LA FUNDACIÓN

Artículo 12. – Patronato
El Patronato es el órgano de gobierno y representación de la Fundación. Estará compuesto por tres miembros.
El Patronato tendrá plena libertad para determinar las actividades de la Fundación, tendentes a la consecución de aquellos objetivos concretos que, a juicio de aquél y dentro del cumplimiento de sus fines, sean los más adecuados o convenientes en cada momento.

Artículo 13. – Patronos

  • La designación de los miembros integrantes del primer Patronato se hará por los fundadores y constará en la carta fundacional.
  • La designación de nuevos miembros se hará por el Patronato que, a la sazón, figure inscrito en el Registro correspondiente y por acuerdo de la mayoría de sus miembros.
  • Los Patronos entrarán a ejercer sus funciones después de haber aceptado expresamente el cargo en documento público; o en documento privado con firma legitimada por notario; ante el Patronato, acreditándose a través de certificación expedida por el Secretario con firma legitimada notarialmente; o mediante comparecencia realizada al efecto en el Registro de Fundaciones.
  • El nombramiento de los primeros Patronos tendrá una duración de 3 años, pudiendo ser reelegidos un número indefinido de veces.
  • Lo establecido en este apartado se entiende sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación vigente en relación con los Patronos que actúen en representación de personas jurídicas o que lo sean en virtud del cargo público que ostenten.
  • El desempeño del puesto de Patrono es gratuito.

Los patronos tendrán derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el desempeño de su función les ocasione.

Artículo 14. – Organización del Patronato.
En el seno del Patronato, se elegirá un Presidente, un Vicepresidente y un Secretario, que desempeñarán las funciones siguientes:
Presidente: al Presidente le corresponde ostentar la representación de la Fundación ante toda clase de personas, autoridades y entidades públicas o privadas; convocará las reuniones del Patronato, las presidirá, dirigirá sus debates y, en su caso, ejecutará los acuerdos, pudiendo para ello realizar toda clase de actos y firmar aquellos documentos necesarios a tal fin.
Vicepresidente: corresponderá al Vicepresidente realizar las funciones del Presidente en los casos de estar vacante el puesto por ausencia o enfermedad, pudiendo actuar también en representación de la Fundación, en aquellos supuestos que así se determine por acuerdo del Patronato.
Secretario: son funciones del Secretario la custodia de toda la documentación perteneciente a la Fundación, levantar las actas correspondientes a las reuniones del Patronato, expedir las certificaciones e informes que sean necesarios y, todas aquellas que expresamente se le encomienden. En los casos de enfermedad, ausencia o estar vacante el puesto, hará las funciones de Secretario el Vicepresidente

Artículo 15. – Competencias del Patronato
Sin perjuicio de las preceptivas autorizaciones del Protectorado, serán facultades del Patronato:

  • Ejercer la alta inspección, vigilancia y orientación de la labor de la Fundación y aprobar los planes de gestión y programas periódicos de actuación de la misma.
  • Interpretar y desarrollar los Estatutos y, en su caso, acordar la modificación de los mismos, siempre que resulte conveniente a los intereses de la Fundación y a la mejor consecución de sus fines.
  • Fijar las líneas generales sobre la distribución y aplicación de los fondos disponibles entre las finalidades de la Fundación.
  • Nombrar apoderados generales o especiales.
  • Seleccionar a los beneficiarios de las prestaciones fundacionales.
  • Aprobar los presupuestos ordinarios y extraordinarios, las Memorias oportunas, así como el Balance económico y Cuentas anuales que hayan de ser presentadas al Protectorado.
  • Cambiar el domicilio de la Fundación y acordar la apertura y cierre de sus Delegaciones.
  • Adoptar acuerdos sobre la extinción o fusión de la Fundación en caso de imposibilidad de cumplimiento de sus objetivos.
  • Delegar sus facultades en uno o más patronos, sin que puedan ser objeto de delegación la aprobación de las Cuentas , del presupuesto y del plan de actuación; la modificación de los Estatutos; la fusión y la liquidación de la fundación; ni aquellos actos que requieran la autorización del Protectorado, a tenor de lo establecido en el artículo 16.1 de la Ley 50/2002.

Artículo 16. – Obligaciones del Patronato
En su actuación el Patronato deberá ajustarse a lo preceptuado en la legislación vigente y a la voluntad del fundador manifestada en estos Estatutos.
Corresponde al Patronato cumplir los fines fundacionales y administrar los bienes y derechos que integran el patrimonio de la Fundación, manteniendo plenamente el rendimiento y utilidad de los mismos.
El Patronato dará información suficiente de los fines y actividades de la Fundación, para que sean conocidos por sus eventuales beneficiarios y demás interesados.

Artículo 17. – Obligaciones y responsabilidad de los Patronos
Entre otras, son obligaciones de los patronos hacer que se cumplan los fines de la Fundación, concurrir a las reuniones a las que sean convocados, desempeñar el cargo con la diligencia de un representante leal, mantener en buen estado de conservación y producción los bienes y valores de la Fundación, y cumplir en sus actuaciones con lo determinado en las disposiciones legales vigentes y en los presentes Estatutos.
Los patronos responderán frente a la Fundación de los daños y perjuicios que causen por actos contrarios a la Ley o a los Estatutos o por los realizados negligentemente. Quedarán exentos de responsabilidad quienes se opusieran expresamente al acuerdo determinante de la misma o no hubiesen participado en su adopción.

Artículo 18. – Cese, suspensión y sustitución de Patronos.

  • El cese y suspensión de los patronos de la Fundación se producirá en los supuestos siguientes: por muerte o declaración de fallecimiento, así como por extinción de la persona jurídica; renuncia comunicada con las debidas formalidades; por incapacidad, inhabilitación o incompatibilidad, de acuerdo con los establecido en la Ley; por cese en el cargo por razón del cual fueron nombrados miembros del Patronato; por resolución judicial; por el transcurso del período de su mandato, si fueron nombrados por un determinado tiempo.
  • La renuncia será efectiva desde que se notifique al Protectorado, en la forma prevista para la aceptación del cargo de patrono.
  • Producida una vacante, en el plazo máximo de dos meses, el patronato designará una persona para ocupar la misma.

Artículo 19. – Reuniones del Patronato y adopción de acuerdos.
El Patronato se reunirá, al menos dos veces al año y tantas veces como sea preciso para la buena marcha de la Fundación. Corresponde al Presidente convocar las reuniones del mismo, bien a iniciativa propia, bien cuando lo solicite, al menos, un tercio de sus miembros.
La convocatoria se hará llegar a cada uno de los miembros, al menos con cinco días de antelación a la fecha de su celebración, utilizando un medio que permita dejar constancia de su recepción. En la misma se indicará el lugar, día y hora de la celebración de la reunión, así como, el orden del día.
No será preciso convocatoria previa cuando se encuentren presentes todos los patronos y acuerden por unanimidad la celebración de la reunión.
El Patronato quedará válidamente constituido cuando concurran al menos la mitad más uno de sus miembros.
Los acuerdos se adoptarán por mayoría de votos, excepto cuando los Estatutos o la legislación vigente establezcan mayorías cualificadas.
De la reuniones del Patronato se levantará por el Secretario la correspondiente Acta, que deberá ser suscrita y aprobada por todos los miembros presentes en las mismas. Esta se transcribirá al correspondiente libro y será firmada por el Secretario con el visto bueno del Presidente.

CAPÍTULO IV: RÉGIMEN ECONÓMICO DE LA FUNDACIÓN

Artículo 20. – Patrimonio
El patrimonio de la Fundación puede estar integrado por toda clase de bienes y derechos susceptibles de valoración económica.

Artículo 21. – Dotación
La dotación de la Fundación estará integrada por todos los bienes y derechos que constituyen la dotación inicial de la Fundación, y por aquellos otros que en lo sucesivo se aporten a la misma.

Artículo 22. – Beneficiarios
La elección de los beneficiarios se efectuará por el Patronato con criterios de imparcialidad y no discriminación entre las personas que reúnan las siguientes circunstancias:
• Formar parte del sector de población atendido por la Fundación, es decir, todas aquellas personas que deseen o necesiten ayuda o apoyo para su desarrollo como ser humano.
• Demandar la prestación o servicio que la Fundación puede ofrecer.
• Carecer de medios adecuados para obtener los mismos beneficios que los prestados por la Fundación.
• Que sean acreedores a las prestaciones en razón a sus méritos, capacidad, necesidad o conveniencia.
• Otros requisitos que, complementariamente, pueda acordar el Patronato, específicos para cada convocatoria.

Artículo 23. – Financiación
La Fundación, para el desarrollo de sus actividades, se financiará con los recursos que provengan del rendimiento de su patrimonio y, en su caso, con aquellos otros procedentes de ayudas, subvenciones o donaciones que reciba de personas o entidades, tanto públicas como privadas.
Asimismo, la Fundación podrá obtener ingresos por sus actividades, siempre que no implique una limitación injustificada del ámbito de sus posibles beneficiarios.
Queda facultado el Patronato para hacer las variaciones necesarias en la composición del patrimonio de la Fundación, de conformidad con lo que aconseje la coyuntura económica de cada momento y sin perjuicio de solicitar la debida autorización o proceder a la oportuna comunicación al Protectorado.
El ejercicio económico coincidirá con el año natural.
La Fundación llevará aquellos libros obligatorios que determine la normativa vigente y aquellos otros que sean convenientes para el buen orden y desarrollo de sus actividades, así como para el adecuado control de su contabilidad.
En la gestión económico-financiera, la Fundación se regirá de acuerdo a los principios y criterios generales determinados en la normativa vigente.

Artículo 24. – Presupuestos y rendición de cuentas.
Con periodicidad anual, el Patronato aprobará las cuentas anuales de la Fundación, que se compondrán de: el balance, la cuenta de resultados, y la memoria, que incluirá el inventario de los elementos patrimoniales de la Fundación y todo cuanto previene el artículo 25 de la Ley 50/2.002.
Las cuentas anuales se aprobarán por el Patronato de la Fundación y se presentarán al Protectorado dentro de los diez días hábiles siguientes a su aprobación. En su caso, se acompañarán del informe de auditoría.
El Patronato elaborará y remitirá al Protectorado, en los últimos tres meses de cada ejercicio, un plan de actuación, en el que queden reflejados los objetivos y las actividades que se prevea desarrollar durante el ejercicio siguiente.
Respecto de la llevanza simplificada de la Contabilidad, los modelos abreviados y la Auditoría externa, se aplicará cuanto dispone el artículo 25 de la Ley.

CAPÍTULO V: MODIFICACIÓN, FUSIÓN Y EXTINCIÓN

Artículo 25. – Modificación de Estatutos
Por acuerdo del Patronato, podrán ser modificados los presentes Estatutos, siempre que resulte conveniente a los intereses de la Fundación. En cualquier caso, procederá modificar los Estatutos cuando las circunstancias que presidieron la constitución de la Fundación hayan variado de manera que ésta no pueda actuar satisfactoriamente con arreglo a los Estatutos en vigor.
Para la adopción de acuerdos de modificación estatutaria, será preciso un quórum de votación favorable de, al menos, dos terceras partes de los miembros del Patronato.
La modificación o nueva redacción de los Estatutos acordada por el Patronato se comunicará al Protectorado.

Artículo 26. – Fusión
El Patronato de la Fundación podrá proponer la fusión de ésta con otra fundación siempre que resulte conveniente en interés de la misma y concurra el acuerdo de las fundaciones interesadas.
El acuerdo de fusión deberá ser aprobado con el voto favorable de, al menos dos terceras partes de los miembros del Patronato y comunicado al Protectorado.

Artículo 27. – Extinción
La Fundación se extinguirá por las causas, y de acuerdo con los procedimientos establecidos por la legislación vigente.
La extinción de la Fundación determinará la apertura del procedimiento de liquidación que se realizará por el Patronato bajo control del Protectorado.
Los bienes y derechos resultantes de la liquidación se destinarán a fundaciones u otras instituciones sin ánimo de lucro que persigan fines de interés general análogos a los de la Fundación y que tengan afectados sus bienes, incluso para el supuesto de su disolución, a la consecución de aquéllos. Queda expresamente autorizado el Patronato para realizar dicha aplicación.

Los comentarios están cerrados.